por elpespir

                                                                                                                                        N° 1

 

            el Centón, el qual no es otra cosa que vna juntura de metros sacados de partes diferentes del poema que varíen el sentido del que en su lugar propio tenían, como si vna persona de los versos de Virgilio tomara vno de vna parte, otro de otra, y otros de otras, y, mezclando los de las Eglogas a los de las Geórgicas, y éstos a los de la Eneyda, hiziera algún tratadillo. /…/ Desta manera fué el que Aristóteles dixo Hippocentauro de Cheremón, en sus Poéticos, y el que compuso vn Matrón, poeta, de los versos homéricos, de quien se escriue que juntó grande número y le aplicó a la cozina.

 

            Ay Grifos que dizen, difíciles mucho de ser entendidos, cuya dificultad no nasce de los vocablos, los quales son claros, sino del labyrintho y enredo dellos. Ay Enigmas, cuya dificultad nasce de los vocablos peregrinos o contrariedad de los propios, en los quales Enigmas no retienen los peregrinos su propia significación, sino que la truecan y mudan de manera que son desconocidos.

 

 

————————————————————————–

En la larga tradición de las poéticas españolas sobre juegos verbales y jueguillos visuales del idioma, aparece la forma primigenia del collage en el centón, se supone que para abaratar a los soportes esperando allí cercanos al poeta, tiempo de composición y una visión con ojo de mosca sobre problemas de supervisión de las calidades. De esa misma tradición peregrina, de esa vieja homeopatía verbal, parecen venir cifrados como un amuleto en la fruta diaria y llegar con el telegrama todavía vibrando almanaques, afiches, poemas cúbicos, laberintos, epigramas, grifos, galas y licencias, estelas y máquinas de trabajo público, grillas de un Excel anterior para aplicar con las mecánicas de cero penique. ¿Cómo controlar en un papel tan pálido y a la vez vertiginoso, controvertido, este desmán de las formas textuales frente al desmadre de las flores y galas de trovar?

            Fácil y simple, con un tamiz comprado en cualquier ferretería.

 

 

Anuncios