por elpespir

Mi lengua se tuerce en la boca

y palpa la dureza de los dientes.

Empuja la propia dentadura

y así manifiesta su entusiasmo.

Las palabras vendrán una tras otra,

vendrán para ocupar la cabeza.

 

Anuncios