EJERCICIO N° 4

por elpespir

Papeles para armar 

Pensé una especie de cuadernillo cosido con hilos, con recortes, plasticola y tijeras. Luego me hice de unos broches de latón y perforé círculos de cartulinas escritas con la aguja y sus tablas. Círculos que hacía girar, atravesaba lugares siguiendo una flecha, o cambiando las palabras de un cartel, tocaba botones imaginarios y aquí y allá veía movimiento, energía proveniente de una hélice calada en el esquema febril, artesanal.

Y era casi cierto que en la azul bóveda rota por la tormenta las nubes lloraban y gemían como ratas oscuras, cargadas de tinta. Pero el alma, o sea la electricidad que está sola, seguía allí acumulándose en el bollo de papel glasé metalizado. Poniendo los granos del gas en la probeta, las letras de neón como un florero de cerámica agujereada donde introducir dedos para interactuar o la moneda del hombre-máquina que realiza gratuita la tarea de leer.

Un cospel que se vuelca en el agujero de cada cosa para saber su significado tendrá por tanto la misma consistencia rayana que un piolín que se tensa cuando mueve la plataforma por donde corren los caballitos. Modelo de  inoperancia, el poeta avanza a grandes zancadas por el verso y las estrofas como calles y veredas de un mismo barrio en donde nadie trabaja. En los perfiles que giran ausentes detrás de la claraboya proveniente del espacio exterior descansa el reflejo del acrílico medio sepia de mi viejo Lala-MATIC.

Anuncios